Traducir

martes, 22 de diciembre de 2015

Buen viaje: El bulbo de la Vía Láctea


A medida que la nave iba avanzando mas estrellas y nebulosas habían, parecía niebla espacial que quería ocultar al gran monstruo de la Vía Láctea.   
Esas nebulosas eran tan densas que no veíamos que teníamos delante, o al lado. Nos guiábamos por un mapa espacial, pero si recordaba bien ningún ser humano ni ninguna sonda había llegado hasta aquí. 
Era aterrador y a la vez muy intrigante. 

De repente un destello, nos cegó a todos.
- Eso era una supernova, es el estallido de una estrella cuando muere - Comentó el Comandante. 

Me fije que el chico misterioso tan solo miraba, con una mirada ansiosa, hacia delante, hacia el monstruo. 

- El bulbo contiene cientos de millones de estrellas relativamente apiñadas. Es tan alta la densidad de estrellas, en comparación con otras zonas de la galaxia, que las noches en los planetas que pudieran existir en torno a las estrellas del bulbo nunca serían muy oscuras.
Es decir las noches estrelladas, serían mucho más estrelladas que en la Tierra. - Explicó el Comandante. 

- Esta situación es bastante incómoda, ya que cuando nos demos cuenta tendremos delante de nosotros al agujero negro - Concluyó el Copiloto. 

- Al gran agujero negro ... - susurró el chico que cada vez era mas misterioso. 

Próxima parada : El gran agujero negro.



3 comentarios: