Traducir

lunes, 7 de marzo de 2016

Su destino y su futuro


Y ahí estaba ella, tan dulce y sonriente como siempre, con aquella mirada infinita que parecía contener todo el universo en su pupila.
Ella era mejor que la perfección, era especial, ella era mi extraterrestre, parecía provenir de otro planeta, de otra galaxia, incluso de otro Universo. 

Ella era mi rutina. 

Vi que se acercaba a mi, dando saltos, y con una sonrisa que le ocupaba medio rostro.
- ¿ Te acuerdas de la primera sonda que lanzamos juntos ? - Me preguntó cuando aun no había llegado a mi.
- Acaba de captar un rastro biológico que proviene de un planeta que contiene unos niveles increíbles de oxigeno, sería mas que suficiente para estabilizar la atmósfera de la Tierra - Me explicó sin parar a coger aire.

Semanas después, estaba en una nave, rumbo a un planeta desconocido y lejano. 
La veía pasearse con su uniforme verdoso, con un montón de libros en las manos, a ella lo que mas le gustaba era crear especies nuevas de plantas. Jamás le había visto tan feliz. 

Me estiré en mi cama incomoda y fría, la verdad es que no echaba de menos a la Tierra, me puse a pensar, una vez mas, en ella y me deje llevar, escribí un poema, y por una vez las palabras se acercaban a lo que sentía realmente por ella.

Al fin llegamos a ese planeta, un lugar desolado, donde no había ni un rastro de verde, ni rastro de vida. Caminábamos por ese suelo seco y agrietado mientras medíamos el oxigeno, la verdad es que era sorprendente, los niveles eran altísimos.
¿ De donde salia ese oxigeno ? 

- Lo acabo de entender todo, aquí no hay ninguna planta que cree oxigeno, si no que el oxigeno de este planeta crea microorganismos biológicos, como pelusas, que afectarían a cualquier forma de vida - Expliqué mi descubrimiento para que ella lo escuchara por el altavoz de su casco.

Ni una palabra. Silencio.

- Se que no es lo que esperabas, pero al menos dime algo, te prometo que seguiremos buscando - Le hablé deseando escuchar su voz.

Ni una palabra. Silencio.    

Era muy raro en ella tanto silencio, corrí hacia la dirección donde ella se fue, le llamaba rompiendo el silencio de aquel lugar, dejando que el eco se alargara y resonara por todo el planeta. 
Seguía corriendo, y al fin la vi, estaba en el suelo, apoyada en una roca, tenia su casco puesto y no se movía. 
Una ola de terror y angustia me inundo todo el cuerpo, haciéndome mas torpe de lo común.
Ella tenia pulso, un pulso débil, lejano y pasajero. 
En seguida me di cuenta, de que en la parte lateral del casco había una fisura que hacia que el oxigeno bueno se perdiera y entrara el oxigeno contaminado de ese planeta. 
Pensé en todas las veces que le había visto sonreír, pensé en que no había nada mas bonito que ver su sonrisa, y pensé que seria de mi vida si no estaba ella. 

Decidido y con movimientos rápidos ordené a la nave central a que vinieran a por ella por que estaba herida, acto seguido me quite mi casco y se lo puse a ella, saqué el poema que le había escrito aquella noche y se lo guardé en el bolsillo. 

Ella al despertar, se encuentra en el hospital, no se acuerda de lo que ha pasado, mira a su alrededor intentando recordar, cuando ve un papel doblado encima de su mesa, lo coge y lee en alto: 

Eres como la gravedad,
unes la vida con los sueños,
por que vivir la vida contigo es soñar.

Eres como la Luna que alumbra mi cielo y como el Sol cuando rozas mi piel.

Eres como el big bang, que creaste de la nada, mi infinito Universo. 


Ella empezó a llorar, y recordó lo que jamás podrá olvidar. 

Y es que querido lector, para el, ella siempre fue su destino y el para ella, su futuro. 

Recreación artística de realización propia





3 comentarios:

  1. Una historia muy bonita.Me pregunto q hubiera pasado si le hubiera dado el poema antes. Creo q ya sea en la tierra o en cualquier planeta del universo si sientes algo tienes q gritarlo. El AMOR nunca ofende!
    Preciosa recreación artistica Andrea.♡

    ResponderEliminar
  2. Una historia muy bonita.Me pregunto q hubiera pasado si le hubiera dado el poema antes. Creo q ya sea en la tierra o en cualquier planeta del universo si sientes algo tienes q gritarlo. El AMOR nunca ofende!
    Preciosa recreación artistica Andrea.♡

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por comentar. Tienes toda la razon el amor no deberia de ser un secreto.
    Nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes, eso es lo que le a pasado a nuestra chica de la historia.
    Un saludo, Curiosa por lo desconocido :)

    ResponderEliminar